Por qué no olvidar pedir cita en el dermatólogo

En muchas ocasiones pedir cita para el dermatólogo es una de las cuestiones que siempre quedan pendientes en nuestra agenda y obligaciones que atender. Sin embargo, realizar dicha visita es esencial por multitud de cuestiones que os detallamos a continuación.

La Organización Mundial de la Salud recomienda realizarse revisiones de la piel una vez al año, con el objetivo de prevenir la aparición de melanomas, pues el 95% de los pacientes pueden curarse si son detectados en las fases iniciales. Así, con visitas periódicas al dermatólogo podemos tener bajo control los lunares de la piel y su evolución.

Otro de los motivos esenciales para no olvidar pedir cita con el dermatólogo es cuidar el estado de nuestro órgano más grande, es decir, nuestra piel. Esta, sufre ante los cambios climáticos, la polución, el tabaquismo o incluso el estrés, motivo suficiente más que suficiente para revisar su estado y evitar así problemas de mayor calado.

Las cuestiones vinculadas al aspecto físico son también importantes, ya que, vernos bien también hace que nos sintamos bien. Tratamientos como los peelings químicos, la micropigmentación o los tratamientos laser mejorarán el aspecto de nuestra dermis y prevendrán su envejecimiento.

En definitiva, hay numerosas razones por las que pedir cita con nuestro dermatólogo debe ser una prioridad en nuestra agenda.